Los conmutadores virtuales se han convertido en la solución telefónica ideal para las empresas, ya que se basan en un sistema VOIP de telefonía IP. Al no tener aparatos de forma física brindan una gran versatilidad, ya que se dispone de múltiples opciones de configuración
y solo se requiere de teléfonos IP. Por lo tanto, se necesita de una baja inversión y garantiza un excelente soporte remoto de una gran flexibilidad.

Funciones de los conmutadores virtuales

Extensiones en dispositivos electrónicos: podrás utilizar en diferentes dispositivos como celulares, laptops, tabletas, teléfonos IP y entre otros.

Marcación de 4 dígitos: todas las sucursales en un solo sitio, con la opción de comunicarse entre ellas con el marcado de 4 dígitos. Además, se pueden configurar un sinfín de menús y submenús de bienvenida.

Sucursales virtuales: las barreras físicas ya no son un límite, podrás brindar atención virtual entre otros países o regiones. Logra enlazar cualquier número o llamada al conmutador o sede central.

Restricción de llamadas: podrás restringir las llamadas salientes, excepto las locales.

Registro de llamadas: llevarás en control de las llamadas, además podrás grabar todas las llamadas, sin importar la extensión.

Desvío de llamadas: con un conmutador virtual podrás desviar las llamadas entrantes a otra extensión.

Sala de conferencias: realiza reuniones de trabajo, a través del sistema simultáneo de llamadas entrantes, lo cual, se puede lograr con el marcado de un número de extensión.

Recepcionista integrado: se puede configurar para que guíe a los clientes a la extensión correcta, recordar el horario de trabajo, transferir llamadas a teléfonos móviles y contestar llamadas a cualquier hora, entre otras.